De la protesta pacífica a la violencia en Segovia

Por: Agencia Prensa Rural

El 20 de julio inicia el paro minero en Segovia y Remedios, municipios del nordeste antioqueño. Lo que empezó como una protesta pacífica para reivindicar la minería ancestral y tradicional, fue perturbada con la llegada del Esmad. 

El 31 de julio se presentaron los primeros ataques que duraron un día, dejando varios heridos y la población atemorizada.

El 14 de agosto entra nuevamente el Esmad porque tiene la orden de evacuar la protesta, por lo que las comunidades mineras, campesinas e indígenas se defienden y no lo permiten.

Queda un saldo de nueve heridos, dos de gravedad y la pérdida de la vida del joven Brandon Ochoa con impacto de bala en el pecho.

El paro continúa, la Mesa Minera no ha logrado ningún acuerdo con el gobierno, por el contrario aumenta la fuerza pública y los estragos se notan más. El Esmad se atrincheró en la institución educativa, la cual quedó destruida.

Visitas: 2516